sábado, 3 de marzo de 2012

Un poco de Segoe

Fragmento de mi poema largo "Segoe", sin acabar...


(...)




supongo que estoy destinado
a cruzarme con toda esa gente
en el largo camino a casa

toda esa gente que come
absolutamente todos los domingos
con sus padres hermanos abuelos

esa gente que nunca
se ha preguntado
cual es el color de ojos de dios
o porque los hombres se excitan
tanto cuando ven los ligeros
de las coristas
en sus medias de rejilla

sospecho que estoy
o que incluso estamos

condenados a mirar
como la gente se vuelve idiota

poco a poco

casi tan lentamente
que solo aquellos
con monóculos decimonónicos o antiparras
pueden darse cuenta

todo esto no tiene que ver
con que imaginemos que
nuestra sangre es
verde morada o azul

(...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario